BRIZNAS DE OLVIDO



Perdido en la maraña de gotas,
a través de cristales sombríos,
miras el llanto sin destino
que llega como aguacero,
para aplacar las briznas del olvido.

Observas telones de agua
que simulan velos,
ramas que desean cubrir los sueños,
quimeras convertidas
en polvo con olor a dolor viejo.

Gotas ansiosas que sofocan
y arrastran inefables recuerdos.
¿Serán líquidas agonías
que destilan frágiles anhelos?

¿Amaina el llanto o la lluvia,
se van los ruidos o los sollozos?

Ni tú lo sabes. Solo adviertes
charcos, los desvelos de un antes
que permanece en los ojos.




Sendero de latidos/Susana Jiménez Palmera
fotografía de Susana Jiménez Palmera.